noyb presenta una reclamación GDPR contra Meta por "Pay or Okay"

Nov 28, 2023

noyb presenta una denuncia contra Meta en virtud del GDPR por "Pay or Okay"

Hoy, noyb ha presentado una denuncia contra Meta ante la autoridad austriaca de protección de datos. Los usuarios europeos tienen ahora la "opción" de consentir ser rastreados para publicidad personalizada o pagar hasta 251,88 euros al año para conservar su derecho fundamental a la protección de datos en Instagram y Facebook. El coste no sólo es inaceptable, sino que las cifras de la industria sugieren que sólo el 3 por ciento de las personas quieren ser rastreadas, mientras que más del 99 por ciento deciden no pagar cuando se enfrentan a una "tasa de privacidad". Si Meta se sale con la suya, sus competidores no tardarán en seguirle los pasos. Teniendo en cuenta que un teléfono medio tiene 35 aplicaciones instaladas, mantener la privacidad del teléfono podría costar pronto unos 8.815 euros al año.

Otro intento de eludir la legislación de la UE sobre privacidad. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó en julio que el tratamiento que Meta hacía de los datos de los usuarios para anuncios personalizados era ilegal. Pero no sólo eso: En enero, la Junta Europea de Protección de Datos multó a Meta con 390 millones de euros por esta infracción y ordenó a la empresa que obtuviera el consentimiento de los usuarios, basándose en unadenuncia de noyb de 2018. En su siguiente intento de socavar la legislación de la UE, Meta ahora quiere cobrar a las personas por elegir una configuración respetuosa con la privacidad. Desde principios de noviembre, los usuarios de Instagram y Facebook tienen que elegir entre pagar hasta 251,88 euros al año o que sus datos personales sean vigilados para publicidad dirigida.

¿Consentimiento "libre" a un alto precio? Según la legislación de la UE, el consentimiento para el seguimiento en línea y la publicidad personalizada solo es válido si se da "libremente". De este modo se garantiza que los usuarios sólo renuncien a su derecho fundamental a la intimidad si lo hacen por su propia voluntad. Meta ha implantado ahora exactamente lo contrario de una elección genuinamente libre: Sólo Facebook introducirá una "tasa de privacidad" de hasta 12,99 euros al mes si los usuarios no consienten que sus datos personales se procesen para publicidad dirigida. Cada cuenta vinculada (como Instagram) costará otros 8 euros, lo que hace un total de 251,88 euros al año para una persona que utilice Instagram y Facebook. En comparación: Meta afirma que sus ingresos medios por usuario en Europa entre el tercer trimestre de 2022 y el tercer trimestre de 2023 fueron de 16,79 dólares. Esto equivale a unos ingresos anuales de solo 62,88 euros por usuario, lo que desproporciona la cuota mensual.

Felix Mikolasch, abogado especializado en protección de datos de noyb: "La legislación de la UE exige que el consentimiento sea la auténtica libre voluntad del usuario. En contra de esta ley, Meta cobra una "tasa de privacidad" de hasta 250 euros al año si alguien se atreve a ejercer su derecho fundamental a la protección de datos"

entre el 3 y el 10 por ciento quiere anuncios personalizados, pero el 99,9 por ciento da su consentimiento. Todas las investigaciones científicas disponibles sugieren que los llamados sistemas "Pay or Okay" son la antítesis del libre consentimiento y afectan fundamentalmente al "libre albedrío" de los usuarios. Por ejemplo, el director general del proveedor de "Pay or Okay" contentpass declaró que el 99,9 por ciento de los visitantes acepta el seguimiento cuando se enfrenta a una tarifa de 1,99 euros. Al mismo tiempo, encuestas objetivas sugieren que sólo entre el 3 y el 10 por ciento de los usuarios quieren que sus datos personales se utilicen para publicidad dirigida.

Max Schrems, Presidente de noyb: "Cuando el 3 por ciento de la gente quiere nadar, pero el 99,9 por ciento acaba en el agua, todos los niños saben que no ha sido una elección "libre". No es ni inteligente ni legal: es lamentable cómo Meta sigue ignorando la legislación de la UE"

La protección de datos pronto podría costar 35.000 euros por familia. Si Meta consigue defender este nuevo enfoque, es probable que desencadene un efecto dominó. Según se informa, TikTok ya está probando una suscripción sin publicidad fuera de Estados Unidos. Otros proveedores de aplicaciones podrían seguirle en un futuro próximo, haciendo inasequible la privacidad en línea. Según Google, una persona media tiene 35 aplicaciones instaladas en su smartphone. Si todas estas aplicaciones siguieran el ejemplo de Meta y cobraran una tarifa similar, la gente tendría que pagar una "tasa por derechos fundamentales" de 8.815,80 euros al año. Para una familia de cuatro miembros, el precio de la privacidad de los datos ascendería a 35.263,20 euros al año, más que la renta media a tiempo completo en la UE. Obviamente, estas cifras son aún más extremas en los Estados miembros de la UE con ingresos medios más bajos.

Max Schrems: "Los derechos fundamentales suelen estar al alcance de todos. ¿Cuántas personas seguirían ejerciendo su derecho al voto si tuvieran que pagar 250 euros por hacerlo? Hubo tiempos en que los derechos fundamentales estaban reservados a los ricos. Parece que Meta quiere hacernos retroceder más de cien años"

Privacidad sólo para los ricos. Aunque este precio es extremadamente alto en general, también ignora por completo los muy diferentes niveles de renta de los países de la UE - y el hecho de que el 21,6% de la población de la UE está en riesgo de pobreza o exclusión social. El denunciante en este caso, por ejemplo, está en apuros económicos y recibe una ayuda por desempleo. Simplemente no puede permitirse pagar otros 250 euros al año, cuando ya tiene dificultades para pagar el alquiler.

Max Schrems: "Más del 20% de la población de la UE está ya en riesgo de pobreza. Para el denunciante de nuestro caso, como para muchos otros, un sistema 'Pay or Okay' significaría pagar el alquiler o tener intimidad"

La APD debería iniciar un procedimiento de urgencia. Dada la gravedad de las infracciones y el número inusualmente elevado de usuarios afectados, noyb insta a la autoridad austriaca de protección de datos a que inicie un procedimiento de urgencia para poner fin al tratamiento ilegal. Además, noyb sugiere que la autoridad imponga una multa disuasoria, asegurándose de que ninguna otra empresa empiece a copiar el planteamiento de Meta.

Related articles

Recent articles