Violación de datos políticos en Malta: C-Planet rechaza el derecho de acceso e información

Abr 29, 2022

Violación de datos políticos en Malta: C-Planet deniega el derecho de acceso e información

Hoy, noyb ha presentado una segunda denuncia ante el Comisario de Información y Protección de Datos (IDPC) contra la empresa maltesa de informática C-Planet. En enero, la empresa recibió una multa de 65.000 euros por parte del IDPC por la recogida y filtración ilegal de información personal, incluidas las preferencias políticas, de casi todos los votantes malteses. Sin embargo, C-Planet sigue sin dar el nombre de la persona de la que recibió los datos, y los ciudadanos malteses siguen sin conocer el origen de los datos recogidos. noyb pide ahora explícitamente al IDPC que ordene a C-Planet que facilite información sobre la fuente original de los datos.

Denuncia presentada en 2020. En noviembre de 2020, noyb presentó una denuncia contra C-Planet IT Solutions, la empresa responsable de la filtración de una base de datos de votantes en Malta. La información personal filtrada incluía números de teléfono, fechas de nacimiento y, la intención de voto y la inclinación política de más de 330.000 personas afectadas.

Primera decisión del IDPC. En enero de 2022, el IDPC adoptó una decisión y concluyó que C-Planet no aplicó las medidas de seguridad adecuadas para proteger la base de datos y no notificó la violación de los datos al IDPC a su debido tiempo. El IDPC también concluyó que los datos se trataron sin ninguna base legal válida en virtud del GDPR. Los datos políticos son sensibles y sólo pueden tratarse en circunstancias muy excepcionales según el RGPD. Estas condiciones no se cumplían. Por estos motivos, el IDPC impuso una multa de 65 000 euros a C-Planet.

Fuente desconocida. C-Planet alegó que los datos se los había proporcionado uno de sus clientes, pero el cliente en cuestión rechazó las acusaciones. Aunque el nombre de este cliente fue redactado en la decisión del IDPC, el Times of Malta publicó recientemente un artículo en el que se nombraba a Untours, una agencia de viajes propiedad de la Unión General de Trabajadores, como dicho cliente. Sin embargo, según la decisión, C-Planet declaró que la fuente real de los datos era un "individuo específico" que ya no trabaja para el cliente.

"Es asombroso que, incluso después de una investigación completa por parte de una APD, una auditoría informática completa de C-Planet, una decisión de 84 páginas y 106 quejas, los ciudadanos malteses se queden sin saber cómo se recogieron los datos sobre sus opiniones políticas" - Romain Robert abogado de noyb

Los interesados tienen derecho a conocer la fuente. Tras la decisión redactada, los votantes malteses siguen sin saber quién recopiló originalmente sus datos personales y políticos, y los compartió con C-Planet. Posteriormente, un interesado presentó una solicitud de acceso para que C-Planet proporcionara cualquier información sobre la fuente original de los datos. C-Planet se negó a dar una respuesta. Para averiguar la verdadera fuente y con el fin de defender el derecho de acceso de los votantes malteses, noyb ha presentado hoy una segunda reclamación ante el IDPC, exigiendo a C-Planet que revele la fuente de los datos de los votantes procesados ilegalmente